VALORES Y CREENCIAS

VALORAMOS:
Colaborar con el Espíritu Santo, experimentando y adorando a Dios de forma real, reconciliando a las personas con Dios y con toda la creación, comprometiéndonos con un ministerio de compasión, usando métodos y lenguaje de la cultura actual para transmitir de forma relevante el impactante y profundo mensaje de Dios para el mundo.

Creencias que determinan nuestras prácticas:
LA TEOLOGÍA Y LA PRÁCTICA DEL REINO DE DIOS

El compromiso con la teología y la práctica del reino de Dios es el valor más central y fundamental en la Viña. Cuando hablamos del reino, hablamos del reino de Dios como una realidad dinámica, es la realidad futura de Dios irrumpiendo en nuestra era presente a través de la vida y la obra de Jesucristo. Hemos sido comisionados para demostrar las buenas noticias de que el reino de Dios se ha acercado, siendo testigos del “ya pero todavía no” del reino de Dios a través de palabras y hechos.
Esta comprensión del reino de Dios es el motivo central que proporciona tanto estructura como definición a toda nuestra teología. Vemos el reino de Dios como el tema global e integrador de la Biblia.

EXPERIMENTAR A DIOS (LA PRESENCIA DE DIOS)
Dios está anhelando ser conocido y experimentado por todos. Creemos que Dios busca a la humanidad perdida para acercarnos a una relación personal con Él. En respuesta a la iniciativa de Dios, valoramos el poder transformador de experimentar su presencia. El momento principal donde se nutre y desarrolla dicha relación es a través del acto de adoración, tanto privado como colectivo. Experimentamos la presencia de Dios como una realidad palpable cuando le adoramos. A medida que adoramos a Dios podemos hacer nuestras las palabras de Jesús: “ver lo que el Padre está haciendo” (Juan 5:19) y apoyar su obra en nuestras vidas.

MISIÓN CULTURALMENTE RELEVANTE (ALCANZANDO A TODAS LAS GENERACIONES)
La iglesia existe por el bien de aquellos que están separados de Dios. Somos llamados a llevar el evangelio del reino a todos los rincones de la creación, expresando el mensaje de Jesús en el lenguaje y forma que son relevantes a la diversidad de personas y culturas.

Buscamos plantar iglesias que son culturalmente relevantes en todo tipo de ambientes, tanto nacionales como internacionales. Animamos a cada iglesia Viña a alcanzar a aquellos en su comunidad que no han sido impactado por ninguna otra iglesia existente. A tal fin, promovemos una acercamiento al ministerio que al mismo tiempo que exprese creatividad e innovación, sea fiel a Jesús y al deseo de su corazón de alcanzar a aquellos alejados de Dios.

COMUNIDADES DE RECONCILIACIÓN (SIENDO PACIFICADORES)
Jesus está reconciliando a los seres humanos con Dios, los unos con los otros y con toda la creación. Rompe barreras y divisiones entre judíos y gentiles, libres y esclavos, hombres y mujeres. Por consiguiente hemos sido comisionados para ser comunidades de curación comprometidas con el trabajo de la reconciliación allí donde dominan el pecado y el mal.
Buscamos ser comunidades diversas, llenas de esperanza y que entienden cual es el poder de la cruz para reconciliar lo que el pecado ha separado. Esto exige ir más allá de nuestros prejuicios personales para incluir a aquellos que percibimos como diferentes de nosotros y para romper de forma activa toda barrera de raza, cultura, sexo, clase social o etnia.

MINISTERIOS DE COMPASIÓN (CUIDANDO DE LOS QUEBRANTADOS)
Creemos que el trabajo en el nombre de Jesús debería expresarse en forma práctica a través de la Iglesia. Debemos servir a los pobres como si lo hiciésemos a Jesús mismo. Esta es una de los distintivos de una iglesia que expresa el amor de Cristo en una comunidad local.

En toda forma de trabajo para Jesús, la compasión es característica clave de Aquel que ejerció misericordia delante de la necesidad humana. Siendo esta era la de la gracia, la compasión debería ser el motor de nuestro servicio a Dios, hacia los demás y hacia un mundo roto.